Poema de amor número veinte.
                         Pablo Neruda

 
Puedo escribir los versos mas tristes esta noche. 
Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos." 

El viento de la noche gira en el cielo y canta. 

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso. 

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito. 

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. 

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. 

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío. 

Qué importa que mi amor no pudiera guerdarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo. 

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca. 
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. 

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. 
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. 

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. 
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. 

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. 
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. 

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. 
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. 

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos, 
mi alma no se contenta con haberla perdido. 

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y estos sean los últimos versos que yo le escribo. 



I can write the saddest poem of all tonight. 

         Write, for instance: "The night is full of starts,
         and the stars, blue, shiver in the distance." 

         The night wind whirls in the sky and sings.

         I can write the saddest poem of all tonight.
         I loved her, and sometimes she loved me too. 

         On nights like this, I held her in my arms.
         I kissed her so many times under the infinite sky. 

         She loved me, sometimes I loved her.
         How could I not have loved her large, still eyes? 

         I can write the saddest poem of all tonight.
         To think I don't have her. To feel that I've lost her. 

         To hear the immense night, more immense without her.
         And the poem falls to the soul as dew to grass. 

         What does it matter that my love couldn't keep her.
         The night is full of stars and she is not with me. 

         That's all. Far away, someone sings. Far away.
         My soul is lost without her. 

         As if to bring her near, my eyes search for her.
         My heart searches for her and she is not with me. 

         The same night that whitens the same trees.
         We, we who were, we are the same no longer. 

         I no longer love her, true, but how much I loved her.
         My voice searched the wind to touch her ear. 

         Someone else's. She will be someone else's. As she once
         belonged to my kisses.
         Her voice, her light body. Her infinite eyes. 

         I no longer love her, true, but perhaps I love her.
         Love is so short and oblivion so long. 

         Because on nights like this I held her in my arms,
         my soul is lost without her. 

         Although this may be the last pain she causes me,
         and this may be the last poem I write for her. 


volver a la selección de textos / return to texts index
volver al índice general / return to general index

Maikel 10 de junio de 1999
yandros2@geocities.com
maikelnight@iname.com

El Baúl
http://elbaul.ariadna.net
http://www.thepentagon.com/elbaul
http://elbaul.tsx.org
http://www.bigfoot.com/~maikelnight
http://www.geocities.com/SoHo/Square/8859